Reconozco que me fascina leer los comentarios de la gente en las diferentes redes sociales.

Particularmente, creo que es impresionante la cantidad de información que cada día le “damos gratis" a sitios como Facebook: pensamientos, ilusiones, sueños, bromas… y también quejas.

 

 

Facebook y el sentimiento global

 

Cuando Mark Zuckerberg creó la mayor red social que ha conocido la humanidad (hasta ahora), no sé si tenía claro la enorme cantidad de información que los usuarios de ese “monstruo" llamado Facebook íbamos a “verter" cada día en nuestros perfiles.

Supongo que era uno de sus objetivos, y claramente lo ha conseguido: por eso su herramienta de anuncios de pago llamada Facebook Ads funciona tan bien, porque Facebook nos conoce mejor que nuestros compañeros de trabajo, que nuestros amigos, … a veces incluso mejor que nuestra propia familia.

Sí, querido lector: si algo pasa en el mundo, ten por seguro que tendrá un reflejo en Facebook. De hecho, tendrá múltiples reflejos en la red social del amigo Zuck.

 

 

¿Crees que puedes arreglar el mundo desde Facebook?

 

Sin embargo, una de las cosas en las que creo que más nos equivocamos al usar Facebook, es cuando empezamos a quejarnos o a criticar ciertos aspectos, como los siguientes:

  • Los políticos son todos unos corruptos.
  • Mi jefe me explota y me paga muy poco.
  • Tengo muchas ideas, pero me las “roban" antes de ponerlas en práctica.
  • Los funcionarios no trabajan nada y ganan mucho dinero.
  • ¿Por qué no lees mi blog?
  • El sistema educativo no funciona.
  • Nadie me contrata.
  • ¿Por qué no compartes los posts de mi blog en Facebook? Yo compartí los tuyos ayer…
  • Voy a bloquear en Facebook a quien deje cualquier comentario contrario a mis ideas.
  • Los profesores de hoy en día no enseñan nada útil a mis hijos.
  • El top blogger X es el mayor “vende-humos" de la historia de la web social.
  • No entiendo como “El Rubius" puede ganar tanto dinero en YouTube haciendo tonterías.

 

Sí, yo también he estado ahí: quejarse es muy fácil.

Criticar a otra persona o grupo de personas es aún más fácil.

¡Sólo necesitas tu móvil, abrir la app de Facebook, escribir tu queja o crítica… y darle a “PUBLICAR"!

 

 

¿Por qué no solucionas los problemas en el mundo real?

 

El mundo está lleno de problemas.

Seguro que a tu alrededor hay muchísima gente con problemas en su vida diaria.

Quizás tú mismo tengas varios problemas y preocupaciones ahora mismo.

 

¿Por qué no intentas tú solucionar esos problemas EN EL MUNDO REAL, en lugar de estar quejándote todo el día en FACEBOOK?

Sí, es mucho más complicado y requiere de mucho más trabajo y esfuerzo por tu parte.

 

Pero si realmente quieres mejorar las cosas, si realmente quieres destacar en tu sector, si verdaderamente quieres dejar un legado cuando ya no estés aquí… ¿por qué no empiezas HOY MISMO a?:

  • Ayudar.
  • Solucionar.
  • Actuar.
  • Educar.
  • Resolver.
  • Apoyar.
  • Sonreir.
  • Aprender.
  • Trabajar.
  • Esforzarte.
  • Dar la mejor versión de ti mismo sin esperar nada a cambio.

 

 

Ahora ya puedes volver a Facebook… o no

 

  • ¿Has salido al mundo real?
  • ¿Has dado la cara?
  • ¿Has solucionado problemas?
  • ¿Lo has intentado al menos?

 

¡Entonces ya puedes volver a Facebook! O no…

 

Si estás tentado de contarle a todo el mundo en Facebook los problemas que has resuelto en el mundo real, eres totalmente libre de hacerlo.

Pero, ¿sabes una cosa? Quizás sea mucho mejor contarle a tus “amigos" (o “fans") en Facebook:

  • Cómo has resuelto el problema.
  • Por qué no has podido resolver el problema.
  • Las razones que tienes para seguir resolviendo problemas y ayudando a la gente.
  • Cómo puede tu audiencia en Facebook hacer lo mismo que has hecho tú: dejar el móvil a un lado y salir al mundo real a hacer el trabajo que marca la diferencia.

 

 

¿Qué opinas tú?

¿Vas a seguir leyendo este blog?

¿O este post en Facebook?

¿O vas a salir al mundo real a solucionar las cosas que realmente importan?