Este es el segundo artículo dedicado a difundir una de las nueve ponencias del evento #SocialMediaBalmis, que se celebró en Alicante (España) el 8 de Mayo de 2014.

En el caso de que algún día se te ocurra seguir mis pasos, y te metas en la locura de organizar un evento de este tipo, comprobarás que con tantos ponentes implicados en tan corto periodo de tiempo, es imposible controlar completamente el resultado de las cosas.

Cuando invité a Enrico Ahrens a participar en el evento #SocialMediaBalmis, sabía que Enrico no tenía exactamente un “perfil Social Media“.

Por eso, no estaba seguro de cómo encajaría su ponencia con el resto de las charlas del evento, y tampoco sabía cómo respondería el público.

Cuando empezó su charla, Enrico, además de dedicarme unas bonitas palabras que demostraron desde el primer momento su clase, educación y elegancia, comentó que él no estaba seguro sobre el tema del que podía hablar en un evento de Social Media. Por eso, me preguntó a mí sobre el tema a desarrollar en su ponencia, y según contó, yo le dije: “Enrico, habla de ti”.

Estoy seguro de que esta anécdota es real y verdadera como la vida misma, pero con tantas cosas como las que yo tenía en la cabeza el día del evento #SocialMediaBalmis, en el momento en que Enrico estaba sobre el escenario comentando esta situación, yo ya había olvidado aquella conversación que mantuve con él, por lo que me pregunté a mí mismo en silencio: “¿De qué narices va a hablar Enrico? ¿Sobre su vida? ¿Y se lo dije yo? ¡Madre mía!”

Pues sí, Enrico Ahrens en esta excelente ponencia habla sobre él, sobre su vida. Sobre su vida y sobre mil cosas más.

Y doy gracias, de corazón, por haber invitado al evento #SocialMediaBalmis a Enrico Ahrens.

Doy gracias por haberle dicho que hable de su vida.

Doy gracias por haber colocado la ponencia de Enrico Ahrens a continuación de la mía, porque debido a eso, mi familia, que vino al evento casi exclusivamente a ver mi charla, pudo disfrutar, reir y gozar con la fantástica ponencia de Enrico.

Pero sobre todo, doy gracias a Enrico Ahrens por habernos regalado a todos los asistentes al evento #SocialMediaBalmis 37 minutos de absoluta genialidad y de una maravillosa oratoria al alcance sólo de los mejores speakers del planeta: Enrico Ahrens es uno de ellos.

Y ahora, doy gracias a Internet y a YouTube, porque tras la publicación de este artículo, cualquier persona del mundo va a poder disfrutar, todas las veces que quiera, de esta lección sobre cómo hablar en público impartida por el maestro Enrico Ahrens.

 

 

 

Enrico Ahrens

Enrico Ahrens en #SocialMediaBalmis: "Ser normal es el nuevo arriesgado" 

Supongo que, si has leído el texto introductorio, tendrás muchísimas ganas de ver el vídeo de la ponencia de Enrico Ahrens, por lo que no voy a entrenerte más.

 

Así que, hazte un favor a ti mismo y:

  • olvídate de la tele-basura
  • deja de leer mensajes supuestamente graciosos (y repetidos hasta la saciedad) en todos los grupos de WhatsApp en los que andes metido
  • pon tu móvil en silencio (o mejor, apágalo)
  • haz un hueco en tu vida de 37 minutos sin interrupciones (¿es posible hoy en día?)
  • busca el rincón más cómodo de tu casa (o del lugar donde te encuentres)
  • usa unos buenos auriculares para escuchar mejor el audio
  • pon el vídeo de YouTube a resolución de 720p
  • prepara unas palomitas
  • dedícate a disfrutar de un monólogo absolutamente deslumbrante que te va a hacer reir muchísimo, y sobre todo, te va a hacer aprender todavía más

 

Vídeo de la ponencia en YouTube:

 

 

En el caso de que no puedas visualizar el anterior vídeo incrustado en mi blog, puedes acceder de forma alternativa al vídeo de la ponencia en YouTube haciendo clic en el siguiente enlace => Enrico Ahrens en #SocialMediaBalmis: “Ser normal es el nuevo arriesgado” [VÍDEO].

 

¡Suscríbete a mi canal de YouTube para ser el primero en poder ver mis nuevos vídeos!

 

No quiero terminar este artículo sin destacar la profesionalidad y calidad humana de Enrico Ahrens que, en estos tiempos de “conexiones irrelevantes” en los que casi todos nos comunicamos utilizando medios como el correo electrónico, WhatsApp, Facebook, Twitter, etc., me llamó por teléfono varias veces, antes y después del evento, para interesarse por mi situación, para tranquilizarme, y para ofrecerme toda su ayuda y apoyo con el fin de conseguir que el evento fuese un éxito.

 

 

Gracias Enrico, por todo.