Creo que esta carta abierta del director del periódico “El País” a sus trabajadores no tiene desperdicio.

 

Lo negativo

 

En dicha carta abierta, el director del periódico español informa a sus trabajadores de los inminentes cambios que se producirán internamente: principalmente habla del paso de ser un “medio impreso” a ser un “medio digital”.

Sin embargo, quizás no sea lo más adecuado empezar a hacer ese “cambio del papel al digital” emitiendo frases como las siguientes:

 

1. “…hemos conseguido llevar a cabo la transformación digital paliando, en la medida de lo posible, los daños que ésta (aquí pongo yo el acento que ha omitido el Sr. Director de “El País”) ha provocado en nuestro sector.”

2. “La masiva transferencia de lectores de la web a los teléfonos móviles, así como la aparición de nuevos dispositivos portátiles y de amenazas recientes como los bloqueadores de publicidad, junto a otras más conocidas como la instalación de la cultura de la gratuidad, hacen muy complejo también el horizonte en el terreno de los nuevos medios.”

 

¿De verdad quiere un periódico como “El País” abrazar el cambio?

 ¿Puede alguien querer cambiar a “algo” que define como “daño” o “amenaza”?

Uno de los mayores problemas para los periódicos españoles es que este tipo de “futuros cambios” llega con años (quizás décadas) de retraso.

Sí: los periódicos anglosajones (principalmente de Estados Unidos y Reino Unido) les llevan años de ventaja.

Pero creo que el principal problema para “abrazar el cambio” es que se perciban como “daños” o “amenazas” situaciones que ya no tienen vuelta atrás, y que, para sobrevivir, los periódicos “tradicionales” van a tener que transformar de “amenazas” a “oportunidades”: ¿piensas que podrán hacerlo?

  

Lo positivo

 

Pero no todo es negativo.

 

Hay dos ideas en la carta del Director de “El País” que creo pueden ayudar a que el periódico sí “abrace” la transformación digital para sobrevivir a los nuevos tiempos:

 

1. El presente (no el futuro) del contenido digital se escribe en formato vídeo y se consume en nuestros smartphones.

Esto lo han entendido muy bien en “El País”.

Lo que no tengo tan claro que hayan entendido es que ese formato vídeo también SE CREA en nuestros smartphones.

 

Por eso, es necesario que TODOS los implicados en la creación de contenidos se formen y empiecen a grabar, editar y subir sus vídeos con sus teléfonos móviles directamente a Internet.

Sí, no hay tiempo para pasar los vídeos del móvil al ordenador, editarlo, subirlo, etc.

No.

Si pierdes ese valioso tiempo, otro medio digital (probablemente un blog) habrá subido antes que tú un vídeo y un post con la noticia que tú aún estás intentando editar en tu ordenador.

Y si el presente es el formato vídeo consumido en nuestros smartphones, el futuro (muy cercano) es el vídeo en directo (o live-streaming o live-video) emitido y consumido desde esos mismos smartphones usando plataformas como Periscope.
 2. El éxito del futuro de los contenidos que se generen en Internet desde España pasa porque sean consumidos en América.

Sí, has leído bien: no Latinoamérica.

 América.

Incluyendo Estados Unidos y Brasil, países en los que cada vez más gente habla el español como segundo idioma, muchas veces para hacer negocios.

Además, debemos recordar que, además de esos “potenciales nuevos hispanohablantes”, en América ya hay casi 500 millones de personas que hablan español como lengua materna.

 Eso es 10 veces más personas que en España.

 ¡10 veces más!

¡10X como diría Grant Cardone!

Esa enorme masa de potenciales lectores (y clientes) no puede ser desaprovechada.

 ¿Cuál es tu opinión acerca del futuro de los periódicos tradicionales? 

 ¿Sobrevivirán al cambio producido por ese torbellino llamado Internet?

 ¿Abrazarán el cambio de manera correcta?

 Tus comentarios son lo más valioso de este blog.